Menú Cerrar

No más dolor de cabeza

Usualmente relacionamos el dolor de cabeza o  cefalea con condiciones adversas que pueden nos alteran fuertemente las más frecuentes corresponden a migraña o jaqueca y a la cefalea de tención, en donde por lo general es atendida con diferentes clases de analgésicos logrando reducir el dolor hasta eliminarlo sin embargo aquellas personas que sufren de esta condición de dolor con mucha frecuencia se aconseja visitar al doctor ya que así como puede ser causado por un mal habito como los que veremos a continuación también existe la posibilidad que estos dolores se presenten por una condición de salud alterada adicionalmente aquellas situaciones de estrés propias del trabajo producen como resultado que estos molestos síntomas se crecenten aún más y es por esto que la mayoría de las incapacidades por dolor de cabeza son enfáticas en evadir aquellas situaciones que perjudiquen al paciente.

 

De acuerdo con una publicación de la página dmmedicina.com titulado como cefaleas nos comentan las causas que por lo general son las causantes de tener dolor de cabeza (si deseas ver el artículo completo de dmmedicina.com da clic aquí)
Estas son las causas más comunes:

dolordecabezaHerencia: una gran mayoría de pacientes migrañosos tienen padres o hermanos con migraña. Aunque la forma de herencia no está totalmente establecida, en algunas formas especiales de migraña (migraña hemipléjica familiar) ya se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma 9.

Edad: existe migraña en la infancia; aunque es menos frecuente. A estas edades la migraña se presenta por igual en niños y niñas. A partir de la pubertad y debido a los cambios hormonales, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.

Estrés: Es independiente del tipo de estrés y de los factores que lo desencadenan.

Alimentos: chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, aditivos de comidas basura, salchichas, quesos fermentados, picantes (alimentos que contengan sustancias con tiramina, glutamato monosódico).

Alcohol: independientemente del tipo, sin embargo, los vinos tintos que contienen taninos suelen desencadenar migraña con mayor frecuencia.

Cambios hormonales: la incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de menarquia. La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo suele mejorar transitoriamente la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente cuando desaparece la menstruación.

Cambios climáticos: no existe un patrón climatológico para la migraña.

Falta o exceso de sueño.

Fármacos (vasodilatadores, nitritos, etcétera).

Además de estas causas generales, hay otras específicas relacionadas con el tipo de cefalea que se padezca. Así, en el caso de la cefalea de tensión y según estudios recientes, las causas podrían encontrarse en la zona trigémino-cervical de la cabeza y, más concretamente, en la hiperactividad de los músculos que se encuentran en esta región. En el caso de la cefalea en racimos, el origen apunta posiblemente al hipotálamo como fuente del dolor.


 

Factores cronificadores

Existen algunas circunstancias que hacen que una cefalea persista más tiempo del habitual. Se dividen en dos grandes grupos.

Factores no modificables: Son las circunstancias propias de una persona que no pueden ser modificadas:

Edad avanzada: las cefaleas son más frecuentes en adultos que en niños.

Ser mujer: las cefaleas son más frecuentes en las mujeres y, especialmente, en las que ya han tenido la menopausia.

Etnia caucásica.

Factores genéticos.

Estatus socioeconómico bajo: Generalmente, un bajo nivel socioeconómico supone tener una mayor fuente de problemas o situaciones estresantes que pueden producir cefalea.

Bajo nivel educativo: El no haber ejercitado la mente durante la etapa escolar puede dificultar la resolución de diferentes aspectos, lo que propicia un sobreesfuerzo que se puede manifestar en forma de cefalea.


 

Factores modificables:

Son aquellos aspectos que se pueden alterar:

Ansiedad, depresión o estrés: puede tratar de reducirse la ansiedad o el estrés mediante la actividad física o las técnicas de relajación.

Trastornos del ritmo del sueño como la apnea o la roncopatía: surgen a causa de un mal hábito de sueño, por lo que se recomienda dormir las horas necesarias.

Abuso de fármacos: según la Sociedad Internacional de Cefalea, se considera abusivo tomar más de 10 dosis al mes a lo largo de tres meses en el caso de medicamentos contra el dolor, o más de 15 dosis al mes a lo largo de tres meses en el caso de analgésicos simples.

Abuso de cafeína: en ocasiones, el café puede ayudar a evitar una migraña o ayudar a la absorción de los analgésicos. Por otro lado, el café puede ser perjudicial si se toma en exceso, ya que puede crear una dependencia o interferir en las horas de sueño.

Obesidad.

Elevada frecuencia de crisis: Si las crisis de cefalea van en aumento y no se toman las medidas adecuadas, estas continuarán ocurriendo incluso más a menudo. Por tanto, al tratar los síntomas que las provocan, estas deberían dejar de darse, al menos, con tanta frecuencia.



 

Contactanos SM Safe Mode

En Safe Mode tenemos servicios y productos en Salud Ocupacional que te pueden interesar contactanos o consulta nuestros servicios.

Contactanos » Nuestros servicios » Ir a canal en YouTube »